Puesta en escena del trabajo de Igualescentes en el Teatro Federico García Lorca de Fuente Vaqueros. 9 de junio 2022

Tabla de contenidos

Igualescentes: artes escénicas para que los adolescentes saquen ‘lo que llevan dentro’

Igualescentes es un proyecto de la Delegación de Igualdad de la Diputación de Granada que trabaja la igualdad y el crecimiento personal con adolescentes a través del teatro y otras artes audiovisuales

Comenzamos un nuevo curso y retomamos proyectos tan motivadores y efectivos para conseguir la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, especialmente en el campo de la educación, como es Igualescentes.

El proyecto se plantea como una experiencia a desarrollar en institutos de secundaria y centros educativos de diferentes municipios de la provincia de Granada en sesiones semanales de unas dos horas de duración aproximadamente, con seis meses como mínimo de recorrido para que los grupos de trabajo se puedan constituir y cohesionar, reflexionar sobre ideas relacionadas con la igualdad de género, y tener tiempo de preparar el material de trabajo de forma colectiva. Estos son los objetivos que trabajamos durante todo el curso:

  • Promover las relaciones en igualdad y los buenos tratos como formas habituales de comunicación e interacción entre las personas.
  • Potenciar la creatividad de la juventud.
  • Reconocer y estimular la igualdad entre mujeres y hombres, rechazar la discriminación en función del sexo y/o género y otros tipos de discriminaciones.
  • Impulsar la expresividad propia de cada uno/a.
  • Fomentar la empatía, la autoestima y la autonomía personal en la adolescencia.
  • Estimular el teatro y la escritura como medio de comunicación y expresión.
  • Facilitar a la juventud de la provincia espacios propios para la reflexión de su  proceso de desarrollo desde una perspectiva artística, lúdica y creativa.

¿Por qué el teatro y la expresión dramática?

Porque a través de una actividad lúdica, se construye un medio de expresión totalizador, un vehículo de comunicación, una forma de interacción y un elemento socializador. El teatro constituye un recurso muy útil para cualquier persona en general, y específicamente para jóvenes y adolescentes; permite mejorar determinadas habilidades y cualidades relacionadas con la expresión y la comunicación, tanto a nivel verbal como no verbal que otras herramientas no consiguen.

El proyecto finaliza con la realización de una acción creativa a partir del material elaborado por el grupo en cada uno de los municipios intentando plasmar todo el potencial creativo y expresivo. Esta acción creativa está abierta a diferentes posibilidades en función de lo que cada grupo genere tras el proceso desarrollado.

«El alumnado es el protagonista absoluto del proyecto, ellos son los facilitadores, les motivamos a charlar y que puedan hablar de todo lo que les preocupa y les motiva,; a partir de ahí empezamos a tirar del hilo y por sí mismos ven cómo pueden expresar esos debates, charlas, investigaciones en un proyecto que vincule las artes escénicas en cualquiera de sus representaciones. Son los que eligen los temas, la forma. El quid del proyecto es su participación». 

Eva Rubio, coordinadora y facilitadora del programa Igualescentes

Este proyecto se puso en marcha en el año 2009, cosechando muy buenos resultados año tras año. Queremos que siga creciendo, y que profesores y profesoras de otros centros de educación secundaria se animen a participar en nuevas ediciones. En concreto, este curso 2022-2023 estamos ya en plena difusión del proyecto entre los IES de la provincia y hemos recibido respuestas muy positivas de Guadix, Purullena y Guadahortuna.

«Igualescentes ha sido más que un taller, ha supuesto una oportunidad nueva de aprendizaje», Actúa en Huétor Vega

Para Montse Nuñez, profesora en el IES Los Neveros de Huétor Vega, Igualescentes ha sido una experiencia sumamente positiva. Ella trabajó el proyecto el curso pasado en una clase con alumnado de 15 años, un grupo especial con dificultades de aprendizaje y problemas de socialización. Confiesa, en una entrevista para nuestro blog, que al principio albergaba dudas sobre la idoneidad del grupo para este tipo de trabajo, «un alumno de la clase se negó a participar, varios habían sufrido acoso y se habían cerrado completamente, era un grupo pequeño con dificultades de cohesión; entre ellos se molestaban y continuamente estaban boicoteando las actividades del otro». En su experiencia, grupos así no funcionan bien a nivel académico, «porque no han aprendido a relacionarse y convivir entre ellos». Sin embargo, en el instituto en Huétor Vega, aceptaron el reto por la flexibilidad que mostraba el proyecto educativo y porque Montse considera las artes escénicas como ´«la mejor herramienta para desarrollar la gran olvidada en la educación: la inteligencia emocional, que debería ser asignatura protagonista en nuestro sistema educativo».

Montse apunta a la metodología del proyecto como muy efectiva ya que trabaja «desde las experiencias del alumnado, utilizando sus propias vivencias; reflexionan sobre prejuicios machistas que han incorporado a su educación sin darse cuenta». Montse encuentra que, a pesar de que continuamente reciben información sobre estereotipos y comportamientos machistas y nuevas masculinidades, «No llegan a asimilar la información porque la reciben como parte del currículum, no son conscientes hasta qué punto siguen comportándose de acuerdo con esos prejuicios y conforme a esa cultura machista heredada como una impronta que repiten y normalizan».

La educadora nos confiesa que el trabajo con Igualescentes ha provocado que afloraran conflictos que mantenían con el grupo, especialmente con las niñas, con quienes un par de alumnos tenían un comportamiento tóxico, «ellos mismos lo reconocieron; una vez que lo escenifican, sienten vergüenza y se produce la ruptura de la barrera emocional, entonces se han cuenta de que una cosa es la teoría, lo que dicen, y otra diferente el comportamiento, que no tiene nada que ver con lo dicho». Para Montse, en las artes escénicas la teoría y la práctica son lo mismo, están al mismo nivel y no existen la una sin la otra y «es gracias a esta simbiosis cuando a ellos se les enciende la bombilla y hacen click: si, somos unos machistas, si, violamos la intimidad de nuestras parejas cuando nos pasamos fotos entre nosotros; sí, no debemos de pedir las contraseñas de instagram; y todo esto no se lo dices tú como educadora, se lo dicen a sí mismos a partir de la puesta en escena de cada uno de estos problemas que tiene la sociedad». 

Ellos y ellas son las que han elegido los temas tratados durante este curso: celos en las relaciones, homofobia, bullying o acoso escolar, estereotipos en torno a la belleza y el ciberacoso. Confeccionaron cinco guiones de los que eligieron tres que han plasmado en tres trabajos audiovisuales con una llamada a la acción: ‘Actúa’. Montse nos apunta que algo que les preocupa mucho en el futuro es fracasar en sus relaciones personales, que vuelvan a ser objeto de burla por pesar unos kilos de más, mucho miedo de que sus fotos se hagan públicas; «Sufren al mismo tiempo miedo y dependencia de las redes sociales, necesitan exponerse para su reconocimiento social, pero tienen miedo de las consecuencias que esto pueda tener en su vida personal y profesional». Para la docente esta experiencia ha supuesto a su vez un enorme aprendizaje para ella, «Gracias a este taller me he dado cuenta de cómo es este alumnado, yo no tenía ni idea que tenían estos problemas y que eran tan tóxicos en sus relaciones. Han contado historias que me han puesto el vello de punta. La imagen que dan en clase se profundiza con este tipo de trabajo».

Montse recomendaría a otros centros educativos que impartieran este proyecto para que puedan trabajar con su alumnado la inteligencia emocional, para que rompan las barreras entre profesorado y alumnado y se conozcan a través de las artes escénicas, «El resultado ha sido espectacular, con Igualescentes mi alumnado se ha enfrentado a sus miedos, a sus conflictos, ha encontrado una vía de expresión, un canal de comunicación que han aprendido muy rápido y para unos alumnos que tienen dificultad de aprendizaje, esto es muy importante. Han aprendido a escribir mejor confeccionando los guiones, han interiorizado palabras como afectivo o tóxico, ya no son palabras vacías, han cobrado significado; se han implicado completamente en algo y han saboreado el resultado positivo de la participación en colectivo». 

«Igualescentes ha aportado y ayudado al crecimiento colectivo del centro y a su Plan de Igualdad», en el IES Juan Pablo de Valderrubio

Esther Diánez es coordinadora de Igualdad en el IES Juan Pablo de Valderrubio donde también apostaron por impartir durante el curso pasado el proyecto Igualescentes. Para Esther la iniciativa contaba con un lenguaje y una fórmula estupendos para profundizar más allá de la superficie, desde donde considera que el alumnado contesta habitualmente,«Cuando es un adulto el que pregunta, las respuestas están adulteradas». Esther nos explica que habitualmente no reconocen seguir estereotipos, haber estado sometidos o ejercido algún indicador de violencia, pero cuando se trabaja a través de las artes escénicas, «empiezan a aflorar realidades, inquietudes, miedos, y en primero de la ESO, después de mucho trabajo y una reticencia inicial, han podido expresar muchas experiencias».

WhatsApp Image 2022 06 09 at 13.29.47 edited - Igualdad en Granada
Igualescentes en el Teatro Federico García Lorca de Fuente Vaqueros

Para Esther, este ha sido un proceso de autoconocimiento, trabajo de autoestima por parte del alumnado donde la dimensión social ha ido cobrando fuerza; «el comienzo es tímido y poco a poco comenzaron a participar en esas dinámicas que se les propone: colaborativas, de dibujo, con teatro, y responden de forma honesta e involucrada». Desde el profesorado reconoce que han aprendido a usarlas también y van a trasladarlas en su Plan de Igualdad. 

WhatsApp Image 2022 06 09 at 12.44.22 - Igualdad en Granada
Igualescentes en el Teatro Federico García Lorca de Fuente Vaqueros.

Respecto a las preocupaciones que han encontrado en los adolescentes señala que les preocupa gustar, agradar, no encajar; «sus preocupaciones se centran en la aceptación social, en la imagen que proyectan en las redes sociales, en sus primeras relaciones de pareja».

WhatsApp Image 2022 06 09 at 12.19.29 - Igualdad en Granada
Igualescentes en el Teatro Federico García Lorca de Fuente Vaqueros.

Considera la apuesta por Igualescentes como una opción ganadora, «traer ese trabajo y coordinarlo con el plan de igualdad, aterrizarlo en esas propuestas de mejora, han multiplicado el impacto del proyecto, de forma indirecta se ha llegado a otros grupos con los que han colaborado y compartido algunas dinámicas». Ella misma, como Coordinadora de Igualdad considera que le ha hecho crecer, «Nos ha hecho crecer como comunidad; contar con una perspectiva externa y un asesoramiento técnico tan bueno como el que ofrece Igualescentes, con los recursos humanos, de herramientas, etc, nos ha hecho despertar. El alumnado en el gran día del teatro confesaron que al principio les costó participar en las dinámicas y después el programa no sólo ha hecho que perciban comportamientos tóxicos, sino que además tomen medidas para no repetirlo y no permitir que se lo hagan».

WhatsApp Image 2022 06 09 at 12.42.56 edited - Igualdad en Granada
Igualescentes en el Teatro Federico García Lorca de Fuente Vaqueros.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Más artículos

25N en Granada, damos el paso para eliminar la violencia contra las mujeres

En Granada conmemoramos el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres con un paso firme y la clara convicción de que ese paso tiene que ser conjunto, de toda la sociedad. Nos mueve una fuerza especial, la del 25 aniversario de la declaración televisada y el asesinato de Ana Orantes, granadina a la que tanto debemos

Deja un comentario